miércoles, 21 de noviembre de 2012

¿PORQUÉ LAS MATEMÁTICAS SON COMO LA LITERATURA?

Ponte las gafas de... escribir matemáticas 

Tener conocimientos de ballet para un jugador de fútbol americano es lo mismo que saber matemáticas para un escritor –una seducción, casi un tabú con el que pocos se atreven según Alexander Nazaryan. Lewis Carroll es uno de los valientes escritores que se aventuró con las matemáticas de alto nivel; su inventiva en las historias y en la narración son remarcables. 

La educación de toda disciplina en nuestro sistema escolar sigue unos patrones bien definidos. El primer estadio, un tedioso conjunto de reglas básicas y un marco teórico a memorizar; el siguiente estadio (mucho más atractivo), la parte creativa y la intuición asoman y arrollan las reglas definidas anteriormente. Al salir de la escuela ya somos mayores y tenemos que decidir, seamos escritores, matemáticos o bailarines, con qué estadio de la educación nos quedamos. 

  •  ¿Crees que en tu educación sobre literatura has llegado al segundo estadio donde la intuición juega un papel importante? ¿y en matemáticas?
  • ¿Crees que la educación podría saltarse el primer estadio de memorización de normas? 
  • ¿De verdad te gustan las matemáticas? Sí, sobre todo las que tienen las tetas grandes. 

Aquellos que han tenido el privilegio (o que han sido forzados) a estudiar y a entender las matemáticas de alto nivel saben que como en arte o literatura el éxito depende de la inspiración, el coraje y el trabajo duro sentencia Nazaryan en su artículo sobre porque los escritores deben aprender matemáticas. Como educadores, no importa en qué disciplina, debemos recordar que el objetivo es llegar al segundo estadio donde se juega con la inspiración el coraje y el trabajo duro. 

Un matemático, igual que un pintor o un poeta, es un creador de patrones, de modelos… Los modelos de un matemático, igual que los de un pintor o de un poeta, deben ser bellos. 

G. H. Hardy

No hay comentarios:

Publicar un comentario