martes, 4 de septiembre de 2012

LA BOTELLA TRAGAHUEVOS

¿Sabes cuanto pesa el aire que tenemos sobre nuestra cabeza?

       

  • ¿Qué ha pasado?
  • ¿Funcionaria en la cima del Everest, bajo el agua o en la Luna?
  • ¿Crees que utilizaron un sistema parecido para poner los barcos en botellas?

Lo que ha pasado es que la atmósfera ha metido el huevo dentro de la botella. Si una persona te empuja por un lado y otra por el otro, no te mueves; pero cuando una de ellas deja de hacerlo entonces inmediatamente te caes ¿verdad? Inicialmente la presión dentro y fuera de la botella es la misma y el huevo no siente nada, no se mueve. Cuando quemamos el papel dentro de la botella el aire se expande y muchas partículas de aire salen de la botella. Cuando el papel se apaga, el poco aire que queda dentro de la botella se contrae y como hay menos partículas la presión disminuye. En el exterior la presión es mayor y empuja el huevo dentro de la botella.

Este efecto funcionaría bajo el agua, funcionaría en la cima del Everest, aunque costaría un poco más porque hay menos presión atmosférica, pero no funcionaría en la Luna o en sitios sin atmósfera. La gravedad juega su papel aquí pues es necesaria para tener una atmósfera. Podéis probar a darle la vuelta a la botella una vez el huevo empieza a ser succionado y veréis que funciona igual.

Curiosamente, en este experimento solo hemos reducido un poco la presión dentro de la botella, pero en cámaras de vacío como la de la foto, que se usan en sincrotones como donde encontraron a Higgs, el bosón, se llega a presiones mil millones de veces menores a la presión atmosférica (10-8 milibars). En esas cámaras  los agujeros deben sellarse con firmes puertas de metal para que nada sea succionado como pasó con el huevo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario